¿Cómo te pueden estar siguiendo el rastro?

Seguimiento de tus hábitos en línea

Mientras navegas la web, una tecnología sofisticada está recopilando datos sobre ti a través de proveedores de correo electrónico, aplicaciones de teléfonos móviles (apps), motores de búsqueda, navegadores y mensajería (chats) de redes sociales. En las manos de tu agresor, esta información podría poner en peligro tu privacidad personal, el control sobre tu identidad en línea y tu acceso a información gratuita.

La información que puede ser recopilada, puede ser información que tú misma das cuando te registras o creas una cuenta de correo electrónico, por ejemplo tu dirección física, tu correo electrónico, tus intereses personales y otros detalles, así como información que otorgas sin darte cuenta (por ejemplo, datos de tu teléfono inteligente como la señal de internet [wi-fi] o la ubicación GPS de los sitios que visitaste o páginas web que visitaste en tu navegador).

¡Los correos electrónicos y las fotos también permiten que se te haga seguimiento al transmitir datos como la ubicación, la hora, el remitente y el receptor!

Para medir qué tan segura es tu presencia en línea, por favor considera cómo la presencia en línea de tus hijos y tus amigos, y sus conexiones contigo, pueden afectar tu propia seguridad. Si tu o tus parientes han recibido una amenaza en línea a través de correos electrónicos, mensajes directos u otros medios electrónicos en línea, por favor contacta la policía y comparte con ellos la evidencia.

Aunque hayas divulgado información sin saberlo, actúa tan pronto como te des cuenta.

Consejos para mitigar la vulnerabilidad:

  • Cierra la sesión de las redes sociales después de usarlas (los rastreadores usualmente no te encontrarán -ni tus contactos- cuando hayas cerrado la sesión).
  • Instala extensiones en tus navegadores que bloqueen a los rastreadores y garanticen una mayor privacidad
  • Se cuidadosa cuando publiques en redes sociales
  • Prefiere los chat anónimos y borra el historial de las conversaciones

Ten en cuenta que tu acosador puede monitorear los dispositivos electrónicos de cualquier persona con la que haya estado en contacto, incluyendo a tus hijos o cualquier persona que haya estado en la misma casa. Al final, tu propia seguridad también depende de tus amigos y familiares.


results matching ""

    No results matching ""